Beauté Simple

 

La historia de Beauté Simple:

Luego de trabajar diez años en el ámbito de la perfumería y los institutos de belleza, donde me formé junto a los mejores (Clarins, Chanel, Sisley, Sothys, Maria Galland, Esthederm…), quise crear algo diferente, más natural, más auténtico, más cercano, más simple.

Así surgió la idea de Beauté Simple, un instituto con productos naturales colmados de aceites esenciales y aceites vegetales. Tratamientos a medida, elaborados con ingredientes simples: manteca de karité, sales marinas, arcillas, algas. Momentos de relajación, gracias a técnicas de masaje basadas en el drenaje. Servicios eficaces, gracias a la utilización de equipos de vanguardia.

Tras diez años de éxito, decidí comenzar una nueva etapa, para compartir mi experiencia. Una esteticista al servicio de las esteticistas y sus clientas. No dude en contactarme a través de la sección contacto, será un placer responderle. Marina

 

¿Qué es Beauté Simple?

Los productos Beauté Simple son texturas fundentes con aromas deliciosos y concentraciones óptimas de principios activos hechos en Francia, sin parabenos, ¡y que no son probados en animales, obviamente!

Un concepto auténtico de tratamientos en cabina con una amplia gama de curas a medida adaptadas a cada tipo de piel, al presupuesto y al tiempo disponible de su clienta, que permite brindar un sinfín de servicios en cabina.

Pero es también, ante todo, una esteticista a la escucha, que no juzga ni critica, una persona simple y respetuosa que guía y aconseja, aplicando diariamente los códigos del oficio, la psicología y la deontología.

Los asociados que exhiben nuestro logo garantizan nuestros valores.

 

Beauté Simple: la belleza hecha en Francia

• La mayoría de los ingredientes utilizados en nuestros productos son de origen francés: están compuestos por plantas cultivadas, cosechadas y transformadas en Francia, por productores identificados, con una buena trazabilidad.

• Las otras materias primas utilizadas durante el ciclo de vida del producto (embalaje, etiqueta, herramientas de comunicación…) también son de origen francés.

• La formulación y la fabricación se realizan en dos laboratorios franceses, situados en Montpellier y Marsella.

Nuestro objetivo:

Proponerle productos de alta gama al precio más bajo posible, para que el precio pagado corresponda al costo real del producto.

Para lograr este objetivo:
– Redujimos el costo de los embalajes
– No tenemos representantes: confiamos en el boca a boca. ¿Le gusta nuestra propuesta? ¡Hable de nosotros!

Para garantizar la calidad de nuestros productos:
– Nuestro laboratorio se encuentra en Francia
– Nuestros productos superan con éxito las pruebas dermatológicas.
– Nuestros productos son envasados en frascos airless, cuando es posible, o en tubos, para reducir los costos.

¿Por qué decidimos comercializar nuestros productos Beauté Simple casi exclusivamente en institutos de belleza?

Porque su esteticista es la profesional más calificada para recomendarle un producto cosmético, ya que examina su piel e identifica sus necesidades fundamentales: confíe plenamente en la prescripción de belleza que le entregará durante su cita.

¿Por qué decidimos desarrollar productos orgánicos?
Por el respeto del medio ambiente, obviamente, y de nuestra salud, ya que ciertos productos pueden provocar cáncer, ¡pero sobre todo por su eficacia! En efecto, numerosas moléculas, al ser demasiado grandes, no logran atravesar la barrera de la piel, quedan en la superficie y no pueden desempeñar su papel plenamente.

En cambio, los aceites esenciales atraviesan todas las barreras, pudiendo encontrarse rastros incluso en la sangre y la orina. Asimismo, su eficacia está estrechamente ligada a la cantidad de principios activos. En un producto orgánico, nada es neutro, ni siquiera la base del producto, ya que está compuesta por aceites vegetales e hidrolatos de plantas seleccionados por sus propiedades.

Pero también por el placer. ¡Una vez que se ha probado la textura y los aromas de ciertos productos orgánicos, es difícil volver a los aromas y las texturas de los productos clásicos!

Un pequeño paréntesis sobre el nombre de nuestros productos:
En lugar de hablar de piel madura, arrugas o falta de firmeza, preferimos comparar el transcurso de la vida con una obra de teatro…
Así, Acto 1 es nuestra gama hidratante (20 – 30 años)
Acto 2, nuestra gama para las primeras arrugas (30 – 40 años)
y Acto 3 nuestra gama para la piel madura (40 años y más)